Docentes que enseñan hoy para el mañana

 

Docentes que enseñan hoy para el mañana

 La implementación exitosa de un proyecto en una institución educativa depende de la participación de diferentes actores y su mediación en la cultura institucional. Por un lado, con su gestión, los directivos determinan notoriamente los alcances de una intervención y juegan un papel indispensable para hacerla sostenible; por su parte, los docentes tienen la verdadera posibilidad de aterrizar la propuesta en las estructuras curriculares y en el trabajo propio del aula, siendo ellos quienes permiten que los usuarios finales (los estudiantes) disfruten los beneficios de un proyecto, lo cual conlleva alcanzar condiciones fundamental para mejorar la calidad del servicio educativo.

Los estudiantes necesitan ser motivados mediante la presentación de situaciones novedosas, interesantes y llamativas, las cuales pueden llevarlos a desencadenar su potencial cognitivo, motriz, creativo y propositivo. La escuela ha aprendido a aprovechar el papel de los padres de familia, quienes buscan las mejores condiciones para sus hijos y expresan sus expectativas e intereses de formación; por eso deben tener una actitud de participación constante con la institución y con los procesos de aprendizaje de sus hijos.

En general, la comunidad educativa regula e impulsa los alcances de las iniciativas institucionales y es el docente quien las hace posibles en el aula.

El equipo pedagógico de Alecop Colombia tiene la satisfacción de que las catorce instituciones participantes desde 2010 en el proyecto “Sistema de formación para el trabajo basado en el desarrollo de competencia laborales y en tecnología”[1] están implementando nuestra propuesta educativa. Y aunque el proyecto se encuentra en su etapa inicial, ya tiene un impacto favorable sobre 2.500 estudiantes aproximadamente, registrando un promedio de 150 estudiantes por institución.

Como ya se explicó, el logro de este resultado depende sensiblemente del rol de los setenta docentes que están liderando su implementación en catorce municipios de Santander. Estos hechos y argumentos justifican mi interés por dedicar este artículo a resaltar el desempeño de los docentes, con la intención de impedir que sus esfuerzos pasen inadvertidos y, al mismo tiempo, animarlos a continuar mejorando sus alcances. Al fin y al cabo, de su actitud hacia la innovación en tecnología depende considerablemente la receptividad y apropiación que logren los estudiantes.

Para contextualizar un poco la situación, es necesario aclarar que cada una de las instituciones educativas delegó su participación en un grupo de cinco docentes, encabezado por uno o dos docentes de tecnología o informática (según el caso) y apoyados por docentes de áreas afines como física, ciencias o especialidades del área técnica. El equipo en mención participó en un proceso de 380 horas de formación presencial y virtual, más una serie de actividades de seguimiento, adaptación y puesta en práctica de la propuesta en la institución, siendo estas actividades el escenario que nos permitió identificar las siguientes características de aquellos que con razón denominamos líderes del proyecto.

 

  • Aunque la formación, presencial y virtual, implicó el abordaje de nuevos conceptos propios del área de tecnología, no necesariamente pertenecientes a sus áreas específicas, con el paso de las horas de formación los docentes fueron dando muestra de su amplia capacidad de aprendizaje y realizaron destacados esfuerzos por identificar los puntos de encuentro entre el funcionamiento de artefactos y los principios científicos que permiten explicarlo, enfatizando así el carácter integrador de la tecnología. Los docentes mostraron apertura permanente hacia los nuevos conocimientos y los abordaron integralmente desde los saberes particulares de cada área.
  • En general, los escenarios compartidos con los líderes del proyecto fueron convertidos por ellos en espacio para el trabajo en equipo, donde los docentes de cada municipio consolidaron su interacción como equipo, pero además mostraron una disposición total para interactuar con los docentes de los demás municipios, asumiendo una actitud favorable hacia el aprendizaje conjunto. Esta actitud facilitó la ejecución de la formación virtual, incluso siendo esta una modalidad en proceso de asimilación para los docentes en Colombia.
  • La implementación del proyecto dentro de cada institución educativa determinó un escenario diferente, que en general fue liderado por los docentes, quienes, aprovechando su interacción con los directivos y con la comunidad, están llevando a feliz término las acciones de adecuación y desarrollo curricular, la puesta a punto de los ambientes de aprendizaje[2], la asimilación de las metodologías activas y su uso en las clases, y la socialización del proyecto con la comunidad educativa, que jugará un papel fundamental para la sostenibilidad del ambiente de aprendizaje, sus recursos y fines educativos.

 

Con respecto a la socialización, esta publicación es una muestra de la capacidad y respuesta profesional aportada por los docentes y, claro está, por los directivos, quienes adoptaron la rigurosa tarea de dejar una evidencia escrita de sus experiencias, con excelentes artículos que evidencian la relevancia de su liderazgo para el logro de los alcances del proyecto en cada municipio.

 

  • En todo lo anterior también está presente una dinámica de aprendizaje autónomo, que los docentes han tenido que adoptar o retomar para superar las barreras de diversa índole que inevitablemente se presentan al trabajar de manera decidida bajo el propósito de innovar. La capacidad de aprender autónomamente y de trabajar en equipo para cooperar en la construcción de aprendizajes han sido dos de los principales logros demostrados por los docentes líderes del proyecto, con quienes se debe seguir contando para lograr llevar esta experiencia al estado de madurez esperado y continuar logrando acciones educativas caracterizadas por el abordaje integral de las áreas, así como por la creatividad y el deseo de aprender por parte de los estudiantes.

 

Para terminar, debo reconocer que los escenarios compartidos se convirtieron en una oportunidad de crecimiento profesional, gracias al aporte de los docentes y su compromiso. Por eso felicitamos sus alcances y desde Alecop Colombia nos comprometernos a seguir acompañándolos en la tarea de aprender para innovar y enseñar desde la escuela de hoy para las necesidades del mañana.

 

Felicitaciones, gracias y reiteramos nuestro compromiso con sus propósitos.

 

Juan Alfonso Peñaloza Ortiz
Coordinador del proyecto
Alecop S Coop Sucursal Colombia



[1] Durante 2010 se vincularon siete instituciones educativas de los municipios de Barrancabermeja, Cimitarra, Lebrija, Málaga, San Gil, Socorro y Suaita (Olival). En 2011 se unieron siete nuevas instituciones de los municipios de Barichara, Charalá, Oiba, Puente Nacional, Sabana de Torres, Tona y Vélez.

[2] Por diversas razones, ajenas a la gestión de la Gobernación Departamental, de la Secretaría de Educación, de las instituciones educativas y de Alecop Colombia, las siete instituciones educativas vinculadas en 2010 (Fase I del proyecto) no vieron finalizada la construcción de las aulas, ante lo cual adecuaron espacios físicos existentes, donde se implementaron los ambientes de aprendizaje con todos sus recursos, situación en la cual el esencial y destacado aporte de los docentes líderes está siendo de gran importancia.

 
 
AddThis Social Bookmark Button
 

Usted está aquí: Clientes y proyectos Novedades Docentes que enseñan hoy para el mañana