¡En Barichara la tecnología es un pretexto para enseñar y aprender!

 

¡En Barichara la tecnología es un pretexto para enseñar y aprender!

Para el equipo de docentes que comparte su experiencia mediante este artículo, estar entre los siete municipios de Santander que inician la segunda fase del proyecto “Sistema de formación para el trabajo basado en el desarrollo de competencias laborales y en tecnología”, ha generado un compromiso profesional que ya arroja resultados. Un compromiso que asumimos con muchas expectativas y que, luego de dos jornadas intensas de formación presencial y dos módulos virtuales, nos está permitiendo obtener, entre otros, los siguientes resultados:

  • Alta motivación de los docentes por los procesos de formación y utilización de las TIC, para fomentar la apropiación del conocimiento tecnológico en el quehacer pedagógico cotidiano.
  • Se han encontrado escenarios y estrategias que hacen posible la integración del conocimiento por parte de los docentes y los estudiantes.
  • Reorientación curricular del área de tecnología e informática.
  • Interés de los docentes involucrados por continuar con el desarrollo del proyecto.
  • Manifestaciones de los estudiantes que permiten evidenciar su motivación frente a las nuevas actividades del área.

La conformación del equipo de docentes, por parte de la dirección del plantel, fue acertada, involucrando profesionales de las áreas de matemáticas, tecnología, informática, electricidad y emprendimiento. Los docentes de estas áreas han logrado la cohesión y dinámica necesarias para generar actividades de trabajo integrales orientadas al área de tecnología, pero que permiten a profesores y estudiantes integrar o reforzar conocimientos y habilidades de las distintas áreas. Este tipo de actividades está permitiendo también que los estudiantes relacionen y refuercen conocimientos de todas las áreas.

El ambiente del aula de tecnología y sus distintos conjuntos de materiales para la construcción de robots electromecánicos, kits de mecánica y electricidad, kits de hardware y software para la programación de robots y software de simulación, entre otros elementos de dotación del aula, han exigido del equipo interdisciplinario de docentes absoluta concentración y aporte para su aprovechamiento y uso durante los procesos de formación y para su aplicación en la institución. Es satisfactorio encontrar que las actividades planeadas conjuntamente empiezan a desarrollar competencias básicas y laborales en nuestros estudiantes.

Este proyecto genera enormes expectativas en los estudiantes, lo cual se debe a las condiciones del ambiente, porque sus materiales permiten interactuar con aplicaciones como la robótica, una expresión que no se había abordado en la institución y que motiva a los estudiantes a aprender y resolver problemas. Aunque la robótica tiene un peso importante en el trabajo de tecnología, no podemos olvidar que ésta depende de otras disciplinas como mecánica, electrónica, programación y diseño, entre otras, que hacen parte del currículo de tecnología y que ponen en contexto conocimientos y habilidades de otras áreas, como emprendimiento, inglés, física, matemáticas y los diferentes talleres del colegio.

La formación de los docentes nos ha mostrado que el trabajo pedagógico que hemos venido realizando en tecnología y otras áreas es susceptible de cambio en la metodología y la organización de las estructuras curriculares. La institución incluyó el área de tecnología e informática con una perspectiva más amplia que la anterior, considerando la robótica como un factor integrador. Notamos que cada una de las propuestas que trabajamos con los estudiantes va incrementando sus aprendizajes, a medida que se enfrentan a problemas prácticos cada vez más complejos; todo ello sin dejar de lado los ejes que se venían trabajando, como historia e impacto de la tecnología, estructuras, mecanismos de transmisión, electricidad básica, seguridad industrial, representación gráfica y manejo de herramientas.

Para resumir los resultados, los docentes del equipo y estudiantes sentimos que esta nueva forma de abordar el conocimiento en el Instituto Técnico Aquileo Parra está contribuyendo de manera significativa a potenciar los aprendizajes de los estudiantes. Al mismo tiempo, hace posible integrar en el quehacer educativo distintas áreas fundamentales, para entender la tecnología como una realidad de la que todos podemos aprender de manera integral y creativa.

Érika Alejandra Velasco, John Helber Obregón, María Efigenia Dulcey, Sara Esther Cadena y Guillermo Cadena, docentes, Instituto Técnico Aquileo Parra
Barichara, Santander

 
 
AddThis Social Bookmark Button
 

Usted está aquí: Clientes y proyectos Novedades ¡En Barichara la tecnología es un pretexto para enseñar y aprender!